Nuestra CASA

Nuestro Hogar

Por la gracia y el milagro de Dios hemos adquirido un terreno de 14,000 mts2, el cuál pagamos mensualmente. Ahora amparados en esa gracia y en sus milagros es que comenzamos a dar los pasos para hacer los planos y estamos viendo cómo el mar se abre en dos. Soñamos con transformación, con salvación y esperanza para la comunidad de Desamparados, y comprendemos que sólo el poder de Jesús lo puede lograr. Estamos convencidos que el evangelio es mucho más que aplaudir y cantar, por ello creemos en que mientras cantamos y nos reunimos, al mismo tiempo vamos aportando a la comunidad de Desamparados tiempo, recursos, ministerios que sean capaces de solventar sus necesidades más puntuales y presentar así el evangelio práctico además de teórico.

Proceso de Construcción